7.11.05

SENTIMIENTOS VIRTUALES

Una persona especial para mí y que se autodenomina "chinche" me envió una lista de direcciones de algo nuevo que proliferaba por internet con mucha rapidez. Eran direcciones de bitácoras.

-¡Joder, que loca está la gente!
-¡Menudo aburrimiento tienen!
-¿Como pueden escribir esas cosas para que todo el mundo lo lea?
Fué lo que pensé.

Al poco tiempo ya necesitaba un lector rss de la cantidad de bitácoras que me interesaban.

Y una idea iba apoderándose de mí.
Un día como el de hoy hace un año empiezo a escribir en mi "boboblog".

El que se pueda publicar instantáneamente, el que una inepta en informática como yo pueda manejarla, el que cualquiera pueda leerla, son características de una bitácora, pero lo más importante son la gente , porque estoy segura de que son personas las que hay detrás.

Además en internet no sólo hay sexo, también hay sentimientos virtuales: aprecio, cariño, simpatía, admiración, incluso añoro a muchos que han ido desapareciendo.

Se que soy muy pretenciosa pero no escribo para mi sóla, me encanta saber que hay gente que me lee, y me producen un gran placer los comentarios.
Una vez le dije a alguien que casi "me corro" cuando leí los primeros, me sigo reafirmando.

He recibido ya un regalo, mis hijos me han comprado un ratón de peluche con una tarjeta que dice: "Para mi viciadilla preferida. Besos"
Y yo me voy a regalar unos comentarios que no desaparezcan.

Muchísimas gracias a todos por darme tanta satisfacción.

No hay comentarios: